Hoy es: domingo, 19 de noviembre de 2017

Autónomo

Guía de autoempleo

 

1. Requisitos

El Estatuto del Trabajo Autónomo (Ley 20/2007, de 11 de julio) será de aplicación a las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena.

Una persona física que presta una actividad o servicio, ¿cuándo lo hace como autónomo y cuándo como trabajador?

-Diferencia entre autónomo y asalariado-
Estatuto de los Trabajadores Trabajador Asalariado “…por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario…”
Estatuto del Autónomo Autónomo “…por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona…”

  

subir

2. Supuestos expresos de inclusión

El Estatuto del Trabajo Autónomo declara expresamente comprendidos en su ámbito de aplicación ciertos supuestos, siempre que cumplan los requisitos indicados anteriormente.

2.1 Autónomos Colaboradores (Familiares)

El Estatuto del Trabajo Autónomo incluye los trabajos, realizados de forma habitual, por familiares del autónomo, siempre que estos familiares del autónomo no tengan la condición de trabajadores por cuenta ajena.

2.1.1 Familiares hasta segundo grado

Se considerarán familiares, a los efectos del Estatuto de los Trabajadores (ET), siempre que convivan con el empresario: el cónyuge, los descendientes, ascendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción.

En definitiva, estos familiares que colaboren con el trabajador autónomo de forma personal, habitual y directa y no tengan la condición de asalariados, se consideran autónomos.

El Estatuto de los Trabajadores (ET), establece en su artículo 1.3e para los familiares, que se deberá demostrar su condición de asalariados para que no sean considerados autónomos colaboradores. 

2.1.2 Hijos menores de 30 años o discapacitados

La Disposición Adicional Décima del Estatuto del Trabajo Autónomo indica:

  • Hijos menores de 30 años:

Los trabajadores autónomos podrán contratar, como trabajadores por cuenta ajena, a los hijos menores de treinta años aunque éstos convivan con el trabajador autónomo, pero los excluye de la cobertura por desempleo, (no cobrarán prestaciones por desempleo).

  • Hijos discapacitados:

Se otorgará el mismo tratamiento a los hijos que, aún siendo mayores de 30 años, tengan especiales dificultades para su inserción laboral por poseer cierto tipo de discapacidad. (Sobre lo que hemos de entender por personas con discapacidad, en la Disposición Adicional Decimoctava del Estatuto del Autónomo se remite al número 2 del artículo 1 de la Ley 51/2003, de 2 de diciembre).

2.1.3 Familiares de tercer grado

La normativa de Seguridad Social (art. 3.b del Decreto 2530/1970Este enlace se abrirá en ventana nueva) implanta la presunción contraria para los familiares colaboradores de tercer grado es decir, ha de demostrarse su condición de no asalariado y reunir el resto de los requisitos establecidos para ser considerados como autónomo colaborador.

subir

 Autónomos Colaboradores  

FAMILIARES    Hijos  Menores de 30 años Cuenta Ajena 
Discapacitados

- Cónyuge

- Otros de 1er grado

- 2º grado 

AUTÓNOMOS
3er grado  Cuenta Ajena

 

-Grados de parentesco-
Grado
Familiares
1er grado Hijos, padres, suegros,…
2º grado Hermanos, nietos, abuelos, cuñados,…
3er grado Sobrinos, tíos, biznietos…

 

2.2 Socios, Comuneros, Directores y Gerentes.

Su inclusión como autónomos está regulada por el artículo 2 del Estatuto del Trabajo Autónomo, y el artículo 97 y la Disposición Adicional Vigésimo Séptima de la Ley General de la Seguridad SocialEste enlace se abrirá en ventana nueva

subir

3. Extranjeros

El Estatuto del Trabajo Autónomo es de aplicación a los trabajadores autónomos extranjeros que reúnan los requisitos previstos en la Ley Orgánica 4/2000Este enlace se abrirá en ventana nueva, de 11 de enero, de derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social (artículo 37).

Para la realización de actividades económicas por cuenta propia habrá de acreditarse el cumplimiento de todos los requisitos que establece el Real Decreto 557/2011Este enlace se abrirá en ventana nueva, de 20 de abril, que en su artículo 104 establece la necesidad de:

  • Cumplir los requisitos que la legislación vigente exige a los nacionales para la apertura y funcionamiento de la actividad proyectada.
  • Poseer la cualificación profesional legalmente exigida o experiencia acreditada suficiente en el ejercicio de la actividad profesional, así como en su caso la colegiación cuando así se requiera.
  • Acreditar que la inversión prevista para la implantación del proyecto sea suficiente y la incidencia, en su caso, en la creación de empleo (suficiencia de la inversión y potencial de creación de empleo).
  • Que el extranjero cuente con recursos económicos suficientes para su manutención y alojamiento. En caso de que los recursos acreditados deriven del ejercicio de la actividad por cuenta propia, su valoración se realizará una vez deducidos los necesarios para el mantenimiento de la actividad.
  • Haber abonado la tasa relativa a la autorización de trabajo por cuenta propia.

El citado reglamento (RD 557/2011) se ocupa del procedimiento en el artículo 106, estableciendo que el trabajador extranjero no residente en España que pretenda trabajar por cuenta propia en España deberá presentar, personalmente, en modelo oficial, la solicitud de autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta propia ante laoficina consular española correspondiente a su lugar de residencia, acompañada de la documentación acreditativa del cumplimiento de los requisitos, en especial:

  1. Relación de las autorizaciones o licencias que se exijan para la instalación, apertura o funcionamiento de la actividad proyectada o para el ejercicio profesional, que indique la situación en la que se encuentren los trámites para su consecución, incluyendo, en su caso, las certificaciones de solicitud ante los organismos correspondientes.
  2. La acreditativa de la capacitación y, en su caso, la cualificación profesional legalmente exigida para el ejercicio de la profesión.
  3. Proyecto de establecimiento o actividad a realizar, con indicación de la inversión prevista, su rentabilidad esperada y, en su caso, puestos de trabajo cuya creación se prevea; así como documentación acreditativa de que cuenta con la inversión económica necesaria para la implantación del proyecto, o bien con compromiso de apoyo suficiente por parte de instituciones financieras u otras.

En el plazo de los tres meses posteriores a la entrada legal del trabajador en España deberá producirse su afiliación, alta y posterior cotización, en los términos establecidos por la normativa de Seguridad Social que resulte de aplicación (por lo general, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). El alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social en el mencionado plazo dotará de eficacia a la autorización inicial de residencia temporal y trabajo por cuenta propia.

 

4. Forma y duración del contrato

Conforme al artículo 7 del Estatuto del Trabajo Autónomo, los contratos que concierten los trabajadores autónomos de ejecución de su actividad profesional podrán celebrarse por escrito o de palabra (esto distingue a los autónomos comunes de los económicamente dependientes, ya que estos últimos los han de celebrar por escrito).

Cada una de las partes podrá exigir de la otra, en cualquier momento, la formalización del contrato por escrito.

El contrato podrá celebrarse para la ejecución de una obra o serie de ellas, o para la prestación de uno o más servicios y tendrá la duración que las partes acuerden.

subir

© 2010 Servicio Regional de Empleo y Formación
Consejería de Empleo, Universidades y Empresa / CARM