Hoy es: viernes, 13 de diciembre de 2019

Noticias

14/11/2019

Los servicios de empleo del país coordinan su adaptación al envejecimiento de la población y la digitalización

El director del SEF participa en Sevilla en unas jornadas de buenas prácticas que analiza los efectos de la revolución tecnológica y de la jubilación de 9 millones de personas en los próximos diez años

Jornadas nacionales de buenas prácticas y aprendizaje mutuo para los servicios de empleo

Jornadas nacionales de buenas prácticas y aprendizaje mutuo para los servicios de empleo

Formato: jpeg
Tamaño: 697.1 KB.

Ver imagen a tamaño real Este enlace se abrirá en una nueva ventana

Los servicios públicos de empleo de toda España participan durante hoy y mañana en Sevilla en una jornadas que servirán para coordinar la progresiva adaptación desde el punto de vista laboral a tres retos de la sociedad española: el envejecimiento de la población, la digitalización de la economía y la tendencia a la despoblación de determinadas zonas geográficas.

El director general del SEF, Aurelio Morales, representa al Gobierno regional en estas quintas ‘Jornadas nacionales de buenas prácticas y aprendizaje mutuo’, coorganizadas por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y por la Junta de Andalucía.

Morales destacó que “la revolución tecnológica está produciendo transformaciones que tienen un importante impacto en el mundo laboral, y que deben ser afrontadas por los servicios de empleo desde una misma perspectiva. La digitalización de la economía favorece la aparición de nuevas necesidades de formación, ya que se crearán nuevos empleos, mientras que otros serán redefinidos o destruidos”.

En este sentido, los representantes de las comunidades autónomas analizaron la influencia de la transformación digital en el mercado laboral y la prioritaria identificación de actuaciones dirigidas a cubrir nuevos puestos de trabajo, así como a reorientar perfiles de personas que provienen de ocupaciones con tendencia a su desaparición.

En cuanto al progresivo envejecimiento de la población, la jornada analizará el hecho de que en los próximos diez años, 9 millones de personas se jubilarán en España. Esto requerirá que los servicios de empleo se adapten al mercado laboral emergente, que estará más vinculado a la realidad social de las personas mayores.

De esta manera, se harán más necesarias las especialidades formativas relacionadas con esta nueva realidad demográfica, como, por ejemplo, la atención sociosanitaria a personas dependientes, y se deberá apoyar la puesta en marcha de proyectos de desarrollo socioeconómico de jóvenes, que garanticen el relevo intergeneracional en los próximos años.

El director general de SEF afirmó que “conocer las necesidades actuales y futuras del mercado laboral resulta clave para tener éxito, tanto en la oferta formativa que promueven los servicios de empleo, como en los programas de orientación e intermediación laboral que desarrollan”.

Actividades de la jornada

Durante la jornada de hoy, un representante de la Comisión Europea expuso cómo prevenir la pérdida del puesto trabajo como consecuencia de los cambios en el mercado laboral. Otras ponencias abordaron las estrategias de la Agencia Federal de Empleo de Alemania frente al futuro del empleo, o las principales necesidades del mercado de trabajo que se estiman de cara al año 2030.

Por su parte, la jornada de mañana incluirá una exposición de un técnico de la Junta de Andalucía sobre el papel del emprendimiento en personas desempleadas que deben adaptarse a las nuevas realidades del mercado de trabajo. Igualmente, una responsable de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) detallará los efectos del envejecimiento de la mano de obra.

El futuro del trabajo

La Comisión Europea organizó en el pasado mes de abril una conferencia sobre el futuro del trabajo, en la que se profundizó acerca de la manera de hacer frente a diferentes retos como la automatización o la economía de plataformas, que están propiciados por la tecnología digital.

Una de las principales conclusiones fue la necesidad de apostar por una economía digital inclusiva, basada en que las personas que se enfrenten a la pérdida del puesto de trabajo o a una transición cuenten con un apoyo amplio. Este incluiría la mejora de las capacidades y el reciclaje profesional, el acceso permanente a los servicios de empleo, el apoyo a la renta y los servicios sociales a lo largo de su carrera profesional.

Enviar este contenido por correo electrónico
Vota: 
 |  Resultado: 0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés0 sobre 5, Sin Interés  0 votos

Datos Adicionales:

Categoría nota prensa:   Empleo, Investigación y Universidades

Contenidos Asociados:

Formato: jpeg
Tamaño: 473.11 KB.

Ver imagen a tamaño real  Este enlace se abrirá en una nueva ventana

© 2010 Servicio Regional de Empleo y Formación
Consejería de Empleo, Investigación y Universidades / CARM